Así era el petrolero más grande del mundo

En la entrada de hoy vamos a recordar una de las grandes construcciones logísticas jamás hechas por el hombre. De hecho, durante mucho tiempo estuvo considerado como el objeto móvil más grande jamás construido por el hombre. Los petroleros son los monstruos de la logística marítima del carburante y aunque hay barcos portacontenedores de dimensiones mucho mayores al del portaviones estadounidense USS Enterprise, ninguno llegó a acercarse jamás a las dimensiones del barco que vamos a hablar hoy.

El petrolero más grande de la historia fue el Knock Nevis y aunque ya no existe hoy en día, ha dejado un importante legado, demostrando de lo que es capaz de crear el hombre. Tuvo una vida útil de 31 años y aunque cambió muchas veces de dueño, siempre jugó un papel de peso dentro de la historia de la logística moderna.

Este enorme barco estaba enclavado dentro de la categoría ULCC, una categoría a la que solamente pueden acceder los más grandes y aunque fue conocido principalmente como Knock Nevis, también recibió otros nombres como Seawise Giant, Happy Giant y Jahre VIking.

Su historia comenzó en los astilleros Sumuitono Oppana Shipyard de Japón, propiedad de Sumitono Corporation, empresa que poco después cayó en quiebra y posteriormente fue adquirida por un magnate de Hong Kong llamado Tung Chao Yung.

El magnate quiso que el barco fuera mucho más grande aún, consiguiendo aumentar notablemente su capacidad de carga, haciendo de él el barco más grande del mundo. Tuvieron que pasar dos años para que fuese botado bajo el nombre de Seawise Giant y una ruta inicial entre Oriente Medio y Estados Unidos.

Este monstruo del transporte marítimo contaba con unas grandes medidas, siendo el barco con mayor tonelaje de registro bruto, donde con carga máxima era capaz de mover nada menos que 657,019 toneladas. De hecho, es tan grande y tiene tanto calado (24,6 metros) no puede circular por el canal de Panamá, el de Suez o el de la Mancha.

En vacío tenía un peso de más de 564.763  toneladas, casi 500 metros de eslora y su turbina de vapor proporcionaba 50.000 caballos de potencia y una velocidad máxima de 15 nudos, algo increíble para un barco de esa envergadura.

En 1986 comenzó a usarse como almacén flotante pero el ataque de unos aviones iraquíes en el Estrecho de Ormuz hizo que quedase muy dañado. A pesar de ello fue remodelado de nuevo y bautizado como Happy Giasnt, pero volvió a sufrir otro cambio de nombre antes de volver a echarse al mar, el Jahre Viking.

En 2004 fue llevado a los astilleros de Dubai para servir como petrolero bajo el nombre de Knock Nevis pero no duró mucho, una empresa india lo compro para desguazarlo, pero ya con el nombre de Mont. ¿Conocíais su historia?

 

 

Noticia cedida por Blogistica

Transporte Nacional e Internacional a todo el mundo, de mercancias : ADR, convencionales, especiales y perecederas.

One Response
  • Daniel gonzalez
    Sep 10, 2018

    Es i seguira siendo el barco mas grande de todos los tiempos, lástima que no tube la posibilidad de conoserlo ,saludos a todos desde mexico
    danielglz51@yahoo.com.mx

    Daniel gonzalez Sep 10, 2018
    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *